3/5/09

Crisantemos para Xiaomei

-Shhh, necesito concentración.
El pincel se desliza con suavidad por el papel de arroz, dejando un rastro negro que varía su grosor gracias a sutiles giros de muñeca. Adoro la carita de concentración de Xiaomei, que mantiene incluso cuando deposita el pincel en el pocillo y mira su obra con los ojos entornados y aire crítico.
-Creo que ya está.
-¿Lo crees? ¿no lo sabes? -estoy un poco molesto porque me ha mandado callar y siento de repente la necesidad de pincharla. Funciona, porque se gira y me mira con detenimiento. Y sé lo que viene a continuación pero ya es tarde para esquivarlo; un suave, sedoso, pero incontenible choque entre continentes culturales: seísmo grado cuatro.
-Te voy a explicar algo que quizás no sabes, si me permites -Xiaomei se aparta el pelo de la frente con un resoplido-. Se puede decir que los chinos tenemos cinco estilos de caligrafía, cada uno con diferencias sutiles que tú, boniato de piel pálida, no puedes captar -cuidado, ahí viene-. Estoy escribiendo en cǎoshū, o “Estilo de hierba”. Probablemente el más difícil o artístico de todos ellos. Nada que ver con el xíngshū (“Escritura rápida”), el que un guǐ zǐ (demonio extranjero) como tú usaría para escribir “Vendo tomates”.

[Una hora después y una consulta en la Wikipedia, y entiendo más allá de lo que ella me cuenta con palabras. Xiaomei es hija de inmigrantes chinos, habla casi perfectamente su idioma y el español, pero sé que se siente perdida entre estos dos mares culturales. La escritura rápida es la que emplea la amplia mayoría de los chinos, y probablemente Xiaomei no tiene mucha dificultad con esto. Pero dominar el cǎoshū parece que es trabajo de años y, sobre todo, de artistas. Comprendo su frustración un poco mejor.]

-Así que no me jodas, pequeño boniato.
Ese “joder” tan castellano, pronunciado con su peculiar h aspirada, me provoca una risa incontenible. Al rato, también Xiaomei ríe, dientes de nácar que asoman.
-Te he traído crisantemos, Xiaomei. Y ni los has mirado.
Ahora se pone seria; últimamente tiene cambios de humor, y tiende a ponerse muy críptica. Pero lo que viene a continuación no me lo esperaba. Coge el pincel, lo moja en la aguada de tinta y (esta vez sí) con rapidez traza unos signos. Luego sopla el papel y me lo entrega: (*)
-No me conoces. En realidad no sabes nada de mí.
-Bueno, sé que te quiero, Xiaomei.
-Sabes que me quieres. ¿Y..? ¿Crees que esto es un cuento de hadas? ¿el amor lo hace todo más sencillo? ¿Cenicienta encuentra a su príncipe español, y éste la salva? Bien, siento decirte que, en China, a Cenicienta no le serviría el zapato de cristal, porque tendría los Pies de Lirio (pies reducidos). Y Caperucita Roja se habría merendado al lobo feroz, un rico guiso de carne de perro salvaje... No sabes nada de mí.
-Te quiero -repito, tozudo. En realidad sé por qué está así; sus padres no aceptarán lo nuestro, va a costar: Romeo y Julieta con salsa Kong bao. La manera que tiene a menudo de  mantenerse a flote es comparar compulsivamente los dos estilos de vida en los que tiene que bregar. Por hoy, prefiero irme y no empeorar las cosas.

Estoy en casa y el papel que me ha dado Xiaomei me quema en el bolsillo. Ella dijo que era chino simplificado, así que... Bendito Google.
Al día siguiente le pido que venga a verme. Entra en mi habitación y sé al verla que sigue preocupada.
-Antes de que digas nada, pequeño boniato amarillo. Mira este vídeo que he hecho para ti- y entro en Youtube.
-¿Sabes que Youtube está censurado en mi país? -Es superior a sus fuerzas. La cojo de la mano y digo,
-Shhh, necesito concentración.







-Es precioso... Fuegos artificiales, pero al revés.
-Son tus crisantemos. Olvídate de los de ayer.
-Es verdad. Parecen ramos de crisantemos. Gracias- y me da un beso-. Los fuegos artificiales se inventaron en mi país ¿lo sabías? - Definitivamente, superior a sus fuerzas. Le aprieto la mano más fuerte.
__________________________________________________
 "Chinese Ink", foto por Photon-Painter (Flickr)

(*)  过敏 往 菊 = Alérgica al crisantemo (Fuente: Wordlingo y Portal China)
Escena de los fuegos artificiales: Fragmento de "A woman in winter", donde colabora Yannis Sakaridis, recomendado amigo de Maritoñi

13 Comentarios:

Winnie0 dijo...

Simplemente...genial. Me ha encantado...Original y con ganas de leer más de Xiaomei. Besos y feliz lunes

Lukas ThyWalls dijo...

Pero que orgullosa está esta china de su china... a pesar de todo.

De los choques de mares culturales suelen aparecer maremotos geniales, no la dejes en el olvido ;)

Maritoñi dijo...

Precioso el relato, muy original y contradictorio. COmo los fuegos al revés de Yannis.

Besos con azúcar glasé.

niñaca dijo...

Por fin un relato asiatico. Entre el relato y el video se me han puesto la pelos como escarpias. Me ha parecido preciso y me siento orgullosa de pertenecer a la triple a, aunque algunos miembros no quieran ponerse al teléfono cuando quiero saludarlos. ¿Será una costumbre china?
He buscado en el filmaffinity la pelicula del video y no la reconoce, esto me ha hecho ponerme muy nerviosa, la quiero verrrrrrr.

Efter dijo...

Muchas gracias Winnie. Me da un poco de miedo cuando Xiaomei se pone así, veremos si la invito de nuevo :)

Pues soy firme defensor de los híbridos culturales, Lukas, porque ni so, no avanzaríamos, siempre estáticos... Aunque a veces el proceso sea confuso.

Maritoñi, gracias por recomendarme la película de Yannis, me gustó mucho. Para algo bueno que haces, hija...digo reina, reina.

Niñaca, cariñito, cielito, no es que no me quisiera poner al teléfono,es que estaba celoso de que entre tanta exposición no tuvieras tiempo para comentarme. No seas susceptible tú, que era una broma. Es cierto que la peli no está en filmaffinity, pero sí en IMDB; de hecho si pulsas en la entrada sobre el nombre de la película, te lleva a su ficha. En el emule la tienes pero creo que los subtítulos están en inglés. ¿Qué me das si te los traduzco?

Ah y lo de comentar en mi blog de la tormenta, pulsa donde dice en azul "COMENTARIOS", debajo de cada entrada. No es dificil!!

niñaca dijo...

Ester-dorian, cuando me voy de viaje dejo de ser niñaca y me transformo en Doña Flora Tristan. Doña Flora no sabe lo que es un ordenador, ni menos lo que es una entrada en un blog. Si acaso pude haberle mandado una paloma mensajera pero allí en Madrid todas estaban con la gripe aviar. Además, compartir espacio aunque se cibernético con su lectora Maritoñi, podría producirme un desarreglo hormonal y acelerar la menopausia. Este fin de semana me he sumergido en el arte victoriano y he me he reconocido en las mujeres de Rossetti, con su largas melenas pelirrojas. He tenido varios orgasmos artísticos y algún que otro culinario y carnal. Es por ello que no he podido comentarle. Si me traduces la película te hago una suscripción vitalicia de comentarios a todos los blogs que cree en su larga vida.

Bequi in Fuxia dijo...

Mola mazo el relato(Y no me ha poseido el espiritu de camilo sesto...).Volviendo a los orígenes asiáticos con un estilo incomparable.El que sale al final en el video pensé que eras tú(ya me ha sacado del error un pajarito...)jajaj
MANCANTAO!

Suntzu dijo...

¡No conocía este blog!
Me encanta el diseño. Y Xiaomei. Tráela otra vez.

Un besito, Efter.

Soportándome dijo...

Es precioso el relato.Hay que tener "mano" para escribir en Chino.

¿Te fumas uno conmigo?

Steve McQueen dijo...

Es genial la mezcla de culturas y las impermeabilidades. Preciosa tinta!!!

cristal00k dijo...

China, nunca es un choque cultural, es un maremoto cultural.
Estupendo relato Mac Queen.

magunchi dijo...

Muchas gracias por pasar Steve!! :D
Que bueno que te haya gustado...
Este blog que compartes es diferente a muchos que conozco y por eso me atrajo...
Muy buenos posteos ;)

Los sigo leyendo!!
Que esten muy bien!!

Landahlauts dijo...

Esa relación promete... y no será aburrida. Y estaremos aquí para leer sobre ellos y sus historias.

El video lo había visto ya en tu página de youtube. Es precioso. Y con el post queda espectacular.

Saludos, Efter, y un abrazo.