25/5/09

Saṃsāra

 - ¿Dónde estamos, sahib Olifant? ¿Cómo hemos llegado aquí?
El viejo elefante contempla al chiquillo de piel canela desde el pozo de sus ojos atemporales, hundidos en pliegues de piel cuarteada. Las dos figuras constituyen la única mancha importante de sombra en medio de una llanura de hierba barrida por el viento en la que, aquí y allá, aparecen osamentas con espectaculares colmillos de marfil.
- ¿Acaso no lo sabes, Bhanu?- su voz suena como miles de guijarros chocando entre si.
- Nunca había estado aquí antes. ¿Se trata de un cementerio de elefantes, sahib Olifant?
- Juguemos a algo. Todavía tenemos tiempo antes de la puesta de sol. ¿Sabes jugar a las prendas? Cuéntame algo triste y te lo cambio por una historia, ¿quieres, Bhanu?
El niño asiente, intrigado, y se sienta a la sombra de la mole de color gris.
- Recuerdo a mi primo Durjaya, que era mayor que yo.Quiso bañarse en el río, en la fiesta de la Kumbh Mela, pero se enteraron de que era dalit (intocable) como yo. Tenemos prohibido juntarnos con otras castas, así que primero le sacaron los ojos y luego lo apedrearon hasta matarlo.
El elefante rodea con la trompa al niño y lo sienta sobre su grupa. Vuelve a hablar y la voz resuena ahora como la corriente del agua en los rápidos del Ganges.

-Hubo un tiempo en el que los hombres eran casi dioses, pero abusaron tanto de la Creación que el gran dios Brahma los castigó privándolos del aliento divino, el cual decidió esconder para que no lo volvieran a emplear mal. Las demás divinidades sugerían "Escóndelo en el fondo del mar", pero Brahma dijo "No, pues el hombre aprenderá a sumergirse y lo hallará". "Escóndelo en lo profundo de la tierra", dijeron los dioses. Pero Brahma dijo "No, el hombre cavará y lo encontrará". "Guárdalo entonces en el pico de la más alta montaña". "No" se negó Brahma, "pues el hombre aprenderá a conquistar las cumbres más lejanas". "Entonces no sabemos donde ocultarlo" se quejaron los dioses. Y Brahma dijo "Lo esconderé en el interior mismo de los hombres. Jamás pensarán en buscarlo ahí". Y así se hizo. Y desde entonces el hombre ha recorrido la tierra, ha bajado a los océanos, ha subido a las más altas montañas, buscando esa cualidad que lo asemeja a los dioses, y todo este tiempo lo llevaba dentro de si.

Bhanu sonríe, encantado, y el recuerdo de Durjaya se desvanece de su memoria.
-Sahib Olifant, ¿eres el dios-elefante Ganesha? ¿Estar aquí significa que he muerto?
-¿Muere el sol cuando se esconde cada noche, Bhanu? ¿Muere la luna cuando se asoma el día? ¿Mueren las cosas para desaparecer, o desaparecen para renacer? ¿Giran las estrellas con la rueda del Saṃsāra? Te contaré otra historia.

-Brahma se aburría en su soledad infinita, así que creó a la diosa Maya. Juntos, diseñaron el sol, la luna, las estrellas y los planetas. Pero Maya retó a Brahma a un juego: crear un ser que fuera capaz de admirar el nuevo universo. Brahma modeló la nada y nació el ser humano. "¿Cuándo empieza el juego, Maya?" preguntó. "De inmediato", dijo Maya y, cogiendo a Brahma, lo cortó en millones de pedacitos. Puso un pedacito dentro de cada ser humano y exclamó "¡Ahora empieza el juego! ¡Olvidarás quién eres y tendrás que encontrarte a ti mismo!" Así, Maya creó el sueño, y aún hoy Brahma trata de recordar quien es.

- Tengo sueño, sahib Olifant.
-  Ya llega la noche, pequeño Bhanu. El sol deja paso a la luna. Es hora de que duermas.

El elefante recuesta con suavidad al niño en el enorme colmillo de marfil, que reluce como una gran luna en cuarto creciente.
____________________________


Bhanu = Sol, en hindi
Saṃsāra=  Reencarnación. En sánscrito, fluir.
"Sahib Olifant", dibujo por Efter.

5 Comentarios:

Lukas ThyWalls dijo...

Ui, esto lo he leido antes...

Vaya, ese dibujo lo he visto en alguna parte...

Qué exótico -^o^-

PD.: Que poca afluencia en Internet esta mañana...

Winnie0 dijo...

¡Que ternura! y cuanta "experiencia de un viejo elefante"....Besos...me has dejado impresionadita...

Maritoñi dijo...

NO doy crédito. Me has conmovido.

Besos con piel de elefante.

Bequi in Fuxia dijo...

me he teletransportado, o cibertransportado,mejor dicho a esa escena. me ha encantado,guapo. besos.
gracias por alentar la llama del blog.

Marga Fuentes dijo...

Gracias por tus palabras de hoy en Luz de Gas. Y por ayudarme para entrar en la radio.
Un abrazo y un beso,