12/4/09

LA AUTONOMIA




Autonomía proviene del griego auto, que significa mismo, y nomos, que indica norma; esto es, regirse uno mismo por sus leyes. La mayoría de las enciclopedias define autonomía como la libertad de individuos, gobiernos, nacionalidades, pueblos y otras entidades de asumir sus intereses mediante normativas y poderes propios, opuestos en consecuencia a toda dependencia y subordinación.

He de decir que no estoy de acuerdo con esta última acepción. Y voy a romper una lanza a favor de la dependencia.

Se ha visto muy desprestigiada y solemos huir de ella despavoridos en cuanto hace tímidamente su aparición. En cambio es necesaria. Sin ella no podríamos amar. Desde su abrigo se puede crecer, crear y ser.

Cómo puede uno regirse por sus propias leyes si no tiene una referencia de dónde sacar estas leyes. No nos autogeneramos , por más que algunas personas quisieran poderse hasta autoengendrar, casi fantaseando tener hijos consigo mismas, como si de una flor se tratara. Estamos llamados a la relación con el otro. Por más difícil y dolorosa que a veces nos resulte, y de ahí que huyamos.

Otro motivo por el que pienso que no toleramos la dependencia es porque la confundimos con el sometimiento. Cuando dependemos a veces nos sentimos atados y reaccionamos con rabia contra este sentimiento y la persona que está al otro lado. Pero no es una cuestión de estar subordinado sino de estar cobijado para precisamente poder ser uno mismo.

Sólo se puede llegar a la autonomía partiendo de la dependencia. Dejemos la dominación para los juegos con cuero y esposas.

15 Comentarios:

Lukas ThyWalls dijo...

Eso eso... dejémoslo sólo para los juegos... jajaja.

Todos nos quieren vender la moto de que la independencia es lo mejor, la autonomía una fórmula de éxito. ¿Acaso si cada uno de nosotros viviese en un habitáculo independiente, la humanidad iría alguna parte? A la extinción segura. Somos seres sociales.

Y que bien se estaba (comía) en casa de la máma... pero claro dependencia o independencia, depende de para qué, y con matices...

Pero que complicados somos...

Winnie0 dijo...

Voy a desvariar un poco...¡la autonomía de cada persona es fundamental para la superviviencia! No podemos vivir enganchados literalmente, de nada ni de nadie...Sí estamos llamados a la relación con el otro...pero no a la dependencia..eso dejémoslo para los niños y ancianos que necesitan que estemos ahí...Besos

Stultifer dijo...

Después de un minucioso estudio, STULTIFER te otorga el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al domingo 12 de abril de 2008 en No sin mi cámara por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.
Y si tienes una escalera, mándanosla y la publicamos inventándonos una historia.

Parsimonia dijo...

Si partimos de que la absoluta libertad es un mito, una utopía, lo mismo ocurre con la independencia total.
Queramos o no, dependemos de los otros para muchas cosas y en la colectividad y en la ayuda conjunta, suelen conseguirse más frutos que en la acción individual.
De todas formas los grados de dependencia se deben asumir en su justa medida, si no, ocurre lo que dices: sometimiento y manipulación.
Un saludo.

Efter dijo...

Me encantan tus entradas serenas, calmadas, razonables... De mayor quiero ser como tú. Voy a teñirme el pelo de rosa a ver si así... Jeje.
Se valora mucho el acto de cortar el cordón umbilical, se menosprecia el hecho de saber pedir ayuda y sentirse acogido.

Bequi in Fuxia dijo...

Querido Efter,a tí no te hace falta teñirte de ningún color...
Un fuxi-abrazo.
P.D: qué es eso del premio???

niñaca dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Bequi, se trata de mantener el equilibrio justo, entre la necesidad de dependencia y la necesidad autonomía. Esta misma tarde hablo con el Isma y que corra el aire.Felicidades por tu premio, yo estoy nominada a los Razzies.

Efter dijo...

El premio es una cortesía de Stultifer, le ha gustado el blog y sobre todo tu entrada y te concede un premio por ello. Digamos que es un galardón que concede cada día a diferentes blogs. Enhorabuena guapa, lo he puesto en el lateral :) Si le quieres dar las gracias, pincha en su nombre o en la foto del premio que he puesto y te lleva a su blog.

Landahlauts dijo...

A mi la dependencia... como que no. El día que falla aquello de lo que dependes... te puedes encontrar desamparado.

Me viene corta la autonomía... no te digo más.

;)

Saludos.

Steve McQueen dijo...

¿Por qué explicas tan fenomenal las cosas complejas?

Muchos besos Bequi

@ELBLOGDERIPLEY dijo...

Muy interesante y madurada entrada, muy buena diferenciación entre autonomía, dependencia y sometimiento...dependencia como cobijo, apoyo, amparo, relación con el mundo...Me gustó mucho.
Besotes.

Lukas ThyWalls dijo...

Que poco de asiático tiene esta entrada.

Y menos asiático es esto de trabajar tan poco (en el blog, que conste). ¿Para cuando una huelga a la japonesa?

Bequi in Fuxia dijo...

Lukas Thywalls, tiene poco de asiática la entrada porque ya nos hemos integrado tanto en España que se nos ha olvidado nuestro origen...jajaj.
En lo de trabajar poco tienes toda la razón, por lo que voy a responder con una nueva entrada, que tampoco tiene nada de asiática pero espero que te guste.

Lukas ThyWalls dijo...

Os habéis integrado tanto como los restaurantes chinos, que tienen casi nada de la comida china real...

Le hecho un ojo a tu nueva entrada ;)

niñaca dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.