30/9/09

FOTOGRAFIAS


He pasado por varios momentos distintos a lo largo del tiempo en mi manera de ver el tema relacionado con las fotos (rachas de querer hacerlas y otras que no; almacenarlas o clasificarlas; romperlas o conservarlas; en color, blanco y negro o sepia; de lejos o primer plano; posado o natural; en marco o sin él; en la mesa del trabajo, en la cartera, o solo en casa; en digital o manual; de monumentos tipo postal o con personas; etc…)
Pero hay una cosa que nunca antes me había ocurrido y sentí hace muy poco tiempo.
Es una sensación muy rara, una mezcla entre certeza interna y negación. Ocurre cuando estás haciendo una foto y sabes que en algún momento te verás delante de ella echando de menos aquel instante porque jamás se volverá a repetir.
Es como fotografiar una farsa, un momento supuestamente feliz viéndote desde un futuro triste que vendrá inevitablemente. Y aunque hagas mil fotos para frenarlo, para que se congele el presente en ese instante concreto, no lo conseguirás: el tiempo seguirá adelante y con él los acontecimientos que tanto has evitado que ocurrieran. Ellos acaban imponiéndose.
Y la foto ahí, gélida, te mira para recordarte que podía haber sido de otra forma.

8 Comentarios:

Landahlauts dijo...

Uff... en qué mala hora me recuerdas esto. Ayer estuve viendo fotos antiguas...

Saludos

niñaca dijo...

Cuando hago un viaje y veo un paisaje bonito estoy más tiempo viendolo a través del objetivo de la camara de fotos que directamente con los ojos. Pienso que de alguna manera intento retener ese momento y llevarmelo conmigo para siempre, pero por otro lado pienso que ese ansia por retener las imagenes no me deja disfrutar de los momentos fugaces de la vida que en realidad son los más autenticos. ¿alguien me lo puede interpretar?

Landahlauts dijo...

Ay, Niñaca, a mi me pasa igual. Veo los conciertos, las ciudades, los viajes... a través de una pantalla de LCD de 2.7"...
No seré yo el que te lo pueda interpretar...

Lukas ThyWalls dijo...

Yo veo fotos de mi niñez y pienso... ¿Como se pudo convertir eso en esto?

Mi pregunta es (Ya que todo el mundo pregunta en los comentarios) ¿No es la vida nada mas que un conjunto de momentos fugaces unidos unos con otros y donde siempre compadeciéndote del error que cometiste en el paso anterior?

joselop44 dijo...

Muy interesante tu reflexión. La verdad es que las fotos no me gustan cuando me encuentro ante el objetivo; prefiero situarme detrás. Siempre ganan valor con el paso de los años, llegas a preguntarte por qué no harías más fotos de tal o cual situación, lugar o personas.
Un abrazo

Efter dijo...

Me he sentido como tú a veces, otras como Niñaca (la sensación de no aprovechar lo que veo con mis sentidos propios, y dejarlo al recuerdo de una foto). Pero la peor sensación es la de ver una foto que para ti tiene connotaciones personales felices, y entender que la persona que te la hacía, en ese momento ya no sentía lo mismo que tú, aunque aún no lo supieras. Es un engaño con teleobjetivo.

Maritoñi dijo...

Nunca puede ser de otra forma querida. El tiempo pasa y hay que aceptarlo. Para tu problema sólo veo soluciçón en el budismo.

Déjate matar y serás libre.

Bequi in Fuxia dijo...

gracias Efter por conectar con lo que yo quería transmitir. sabía que tú lo harías.
besos a todos.